Dentro del sector de la joyería y las piedras preciosas, siempre ha destacado el diamante sobre el resto de gemas. Los diamantes, vayan solos o en una joya llaman la atención por su valor pero también por su impresionante belleza y por las historias y leyendas que albergan.

Diamante Koh-i-noor (Kōh-i-Nūr)

El diamante conocido como Koh-i-noor fue descubierto cerca del año 1300, extraído de la mina kollur en la región de Andhara Pradeshy (India) y ha pertenecido muchas gobernantes: hindúes, mongoles, persas, afganos y sikh. El primer emperador mogol denomino a esta piedra preciosa como Kohinoor en 1526. Pasó a ser parte de las joyas de la corona británica cuando la Reina Victoria fue proclamada emperatriz de la India en 1877 y actualmente forma parte de las Joyas de la Corona Británica.

Su nombre proviene del antiguo imperio persa y significa ‘Montaña de Luz’. Tiene un peso de 108 quilates y se conoce como el diamante más valioso del mundo, con un valor estimado de más de 1000 millones de dólares.

Diamante Centenario (The Centenary Diamond)

El Diamante Centenario pesaba 599,10 quilates en bruto y fue encontrado en la Mina Premier (Sudáfrica) en julio de 1986.. El maestro tallador, Gabi Tolkowsky, junto con un reducido y selecto equipo, tardó casi tres años en transformarlo en el diamante más moderno, perfecto y de mayor tamaño del mundo en aquella época. 

Actualmente se trata de un diamante incoloro, que ha obtenido la máxima clasificación para los diamantes incoloros, grado de color D, lo que significa que en el interior y exterior es impecable. Pesa 273,85 quilates, tiene 247 facetas, 164 de ellas de la piedra y 83 en su faja. Fue mostrado por primera vez en la Torre de Londres en mayo de 1991 y su valor está sobre los 100 millones de dólares.

La Estrella de África (The Great Star of Africa)

El Cullinan es una piedra de 3.106 quilates, que se encontró cerca de Pretoria en Sudáfrica, en 1905. Fue cortado en varias gemas pulidas: las dos más grandes, la Estrella Mayor de África y la Estrella Menor de África.

La Estrella mayor de África es el diamante cortado más grande del mundo. Tiene forma de pera, pesa 530,2 quilates y fue cortado en 74 lados. Se estima que cuesta unos 337 millones de euros.

“The great Star of Africa” fue cortado por Joseph Asscher, en Ámsterdam en 1908. Actualmente forma parte de la colección de joyas de la Corona Británica, adornando el cetro del rey Eduardo VII de Inglaterra y se conserva en la Torre de Londres.

En Comprem Or realizamos una tasación de sus diamantes, sin ningún tipo de compromiso y de manera totalmente gratuita.

¡Ven a cualquiera de nuestras tiendas!

Diamante Wittelsbach-Graff

El Wittlesbrach Graff es un bello diamante azul descubierto en el reino indio de Golconda hace más de 300 años. Es uno de los diamantes azules más grandes del mundo, con un peso de 35,56 quilates.

Formó parte de las joyas de la Corona austríaca durante un tiempo y después fue comprado en una subasta por Laurence Graff, un joyero que pagó 25 millones de dólares y que pidió a los talladores de diamantes que eliminaran sus defectos. En 2011 el emir de Catar, el jeque Hamad bin Khalifa lo compró por 67,4 millones de euros.

Diamante Azul de la Corona (The Blue Hope)

Se trata de uno de los diamantes más conocidos del mundo. Propiedad del rey de Francia, Luis XIV, robado durante la Revolución Francesa y aparecido en Londres en 1830 tras ser adquirido por el banquero Henry Philip Hope. 

Su principal característica es su color azul intenso y la supuesta maldición que ha conllevado a sus diversos propietarios. Desde 1958 se encuentra en el Instituto Smithsonian en Washington y tiene un peso de 45,52 quilates. Se estima que su precio es de unos 250 millones de euros.

Diamante Estrella Rosa (Pink Star)

Es el diamante rosa más grande jamás descubierto, y tiene la máxima clasificación de ‘Vivid Pink’, otorgada por el Gemological Institute of America. Es un diamante de 59,60 quilates, de color rosa vívido y corte oval. 

El diamante bruto original tenía 132,5 quilates y fue extraído de una mina de Botsuana por la multinacional De Beers en 1999. Tras 2 años de cuidados y pulidos se convirtió en esta piedra preciosa. En 2017, se compró en una subasta por un valor de 66,9 millones de euros en Hong Kong.

Si dispones de un diamante de recuperación, de talla antigua, con o sin certificados que quieres vender, no dudes en ponerte en contacto con cualquiera de las tiendas Comprem Or que tenemos en Cataluña. 

Diamante naranja (The orange)

Se trata de un diamante naranja brillante de 14,82 quilates, y se considera el diamante naranja más grande del mundo, con una gran calidad gemológica. Está tallado en forma de pera, claridad VS1, Tipo IA.

En general, los diamantes rosas y los azules son los más buscados, pero esta excepcional gema sorprendió al mundo con su belleza naranja y su tamaño, batiendo todos los récords para un diamante de color fantasía. Fue adquirido en 2013 por un comprador anónimo en una subasta por 35,5 millones de dólares.

Diamante Princie

Este diamante rosa de 34,54 quilates se conoce desde hace 300 años, desde que se descubrió en las minas de Golconda en la India. En 1960 los joyeros Van Cleef & Arpels se lo compraron al Nizam de Hyderabad, un monarca indio, y lo llamaron ‘Princie’ en honor al Príncipe de Baroda. Está valorado en unos 40 millones de dólares.

Este diamante rosa posee todas las cualidades apreciadas por los coleccionistas: gran tamaño, color excepcional, gran calidad, forma y pureza.

Diamante Regente (The Regent)

Aunque otros diamantes lo superan en perfección y en tamaño, el diamante regente es considerado por muchos el más bonito del mundo. Tiene un peso de 140,50 quilates y está tallado en forma de diamante. Como dato curioso, este diamante estuvo en la empuñadura de la espada del emperador de los franceses: Napoleón Bonaparte. 

Fue descubierto en Golconda (India) y en bruto tenía un peso de 400 quilates. Durante siglos ha pertenecido a diferentes gobernadores, hasta que la casa real francesa lo compró para adornar la corona de Luis XV. Hoy en día lo podemos contemplar en el museo de Louvre. 

Diamante Taylor-Burton (The Taylor-Burton)

Encontrado en Sudáfrica durante la primavera de 1966, proviene de un diamante en bruto de 240,8 quilates que fue cortado en forma de pera de 69,42 quilates de peso. Con un color F-G y una claridad sin ningún tipo de defecto o imperfección interna.

Se conoció su existencia cuando Richard Burton lo compró en una subasta por más de un millón de dólares en 1979, como regalo de compromiso para Elizabeth Taylor. La primera vez que se le vió lucirlo fue en el 40 cumpleaños de Grace Kelly, princesa de Mónaco. Elizabeth Taylor solicitó a Cartier que en lugar de un anillo, pudiese usarla en un collar.

Actualmente el Diamante Taylor-Burton pertenece a la colección privada del libanés Robert Mouawad, quien lo tiene custodiado en un Museo de Beirut.

Taylor-Burton_Diamond_collar

Nuestros joyeros especialistas en diamantes los tasaran gratuitamente y sin ningún compromiso con la máxima seriedad, seguridad y confianza. Además, garantizamos máxima discreción en todo el proceso. ¡Ven a vernos!

Si está interesado en vender ...

Puedes contactar con nosotros a través de este formulario web, o de nuestro correo electrónico info@compremor.es.

Nuestros especialistas resolverán todas tus dudas sobre como vender oro y también podrán localizarte el establecimiento más cercano a ti o concertarte una visita privada.

Llámanos por teléfono

  • +34 934 878 749