Actualmente nos encontramos en una situación a la que nunca antes nos habíamos enfrentado. Ni siquiera nuestros padres o abuelos habían vivido algo similar. La propagación mundial de la pandemia originada por el virus COVID-19 está poniendo a prueba el sistema económico global. Pese a ello, los expertos, estimando una primera estabilización financiera de cara a la segunda mitad de año, auguran un buen momento para la adquisición de oro.

En esta nueva entrada del blog os vamos a explicar cómo está afectando esta crisis al mercado del oro y por qué puede ser un buen momento para plantear una inversión en este mercado.

La búsqueda de liquidez y el poder del dólar

Motivada por el reciente trastorno económico ocasionado por el Coronavirus, la Reserva Federal americana (FED) suprimió los límites de su programa de deuda, derivando así en una mayor demanda del dólar y un fortalecimiento del mismo. Este fenómeno ha causado un endurecimiento de las condiciones de financiación, haciendo que la deuda externa en dólares sea aún más cara, pudiendo ocasionar una inflación mayor en el momento más inoportuno. Esta alza del dólar también viene asociada de un repunte de los denominados “valores refugio”, como es el oro.

Los expertos consideran que a medida que la pandemia se controle en Europa, especialmente en España e Italia y aumente el número de contagios en EEUU, el poder del dólar decrecerá.

La protección frente la devaluación de la moneda

El plan de acción ejecutado en los Estados Unidos por parte de la FED ha hecho que el oro se haya revalorizado. Según la “teoría del miedo”, los inversores de países desarrollados tienden a comprar oro cuando la moneda se empieza a devaluar.

En el lado opuesto, los inversores de economía emergentes acostumbran a comprarlo cuando tienen el suficiente capital para permitírselo. En esta tesitura, todo apunta a que las compras motivadas por miedo van a dominar en este periodo y la demanda de oro va a subir.  Además, una pronta recuperación de las economías emergentes asiáticas también será un factor beneficioso para el oro.

Medidas sin precedentes y precedentes históricos

El conjunto de medidas económicas que van a impulsar los organismos centrales van a ser más estimulantes que nunca, ya que la situación actual lo demanda. Estas medidas, aunque como comentamos serán mucho más intensas, son comparables a las que ya se produjeron en el pasado, concretamente entre 2009 y 2011, cuando el precio del oro alcanzó máximos históricos. Los metales van a ser los valores que mejor se comporten en este entorno tan complejo y sin duda el oro, es el más preciado de ellos.

Los tipos de interés y otros factores clave más allá del COVID-19

Meses antes del inicio de la epidemia, la tendencia del oro ya había contemplado una notable subida, asociada a una serie de factores como las próximas elecciones a la presidencia de los Estados Unidos –noviembre de 2020-, la bajada de los tipos de interés, el aumento de la deuda global, además de la subida de las principales bolsas, el cambio climático y cómo está transformando la actividad de las empresas o el citado aumento de la demanda de oro por parte de la banca central. La recuperación global y especialmente de los países más afectados será clave para la estimulación más intensa de estos factores, propiciando un alza todavía mayor en el precio del oro.

Los indicadores del mercado de los metales preciosos están bien posicionados

El suministro –aunque se espera que se mantenga la tendencia de caída de los últimos años, las mineras van a ser las grandes beneficiadas-, la demanda por parte de los inversores -para diversificar sus carteras- o el aumento de la demanda por parte de los bancos centrales,  apuntan a una eventual subida en el precio del oro. La diversificación en valores se presenta como un seguro ante futuras recesiones o epidemias y los bancos centrales deben tomar buena nota de la situación que estamos viviendo. 

En resumen, el mercado de metales, así como el de las piedras preciosas u otros mercados de valores no monetarios, pueden resultar claves para diversificar nuestra cartera de inversiones, especialmente en tiempos de recesión económica, como el que desgraciadamente estamos viviendo en la actualidad.

En Comprem Or somos especialistas en el mercado de metales. Visite nuestros establecimientos cuando se decrete el final del estado de alarma y nuestro equipo de profesionales le asesorará personalmente en sus transacciones sin ningún compromiso.

Anillos de Oro

Si está interesado en vender ...

Puedes contactar con nosotros a través de este formulario web, o de nuestro correo electrónico info@compremor.es.

Nuestros especialistas resolverán todas tus dudas sobre como vender oro y también podrán localizarte el establecimiento más cercano a ti o concertarte una visita privada.

Llámanos por teléfono

  • +34 934 878 749